Componentes del e-learning

Componentes del e-learning

Comparta este post

El e-learning debe tener tres componentes específicos para lograr la enseñanza independientemente del enfoque y modalidad que utilice. En los siguientes párrafos conocerás cuales son estos tres componentes del e-learning.

  1. Tecnología: la formación online se desarrolla a través de Internet, esto implica la necesidad de aplicaciones informáticas:
  • LMS (Learning Management System = Sistema de Gestión de Aprendizaje): Es una aplicación residente en un servidor de páginas web en la que se desarrollan las acciones formativas. Es sinónimo de Plataforma o Campus virtual. Es el lugar donde participantes, tutores, profesores o coordinadores se conectan a través de Internet (navegador web) para descargarse contenidos, ver el programa de asignaturas, enviar un correo al profesor, charlar con los compañeros, debatir en un foro, participar en una tutoría, etc.
  • LCMS (Learning Content Management System = Sistema de Gestión de Contenidos de Aprendizaje): Es un sistema independiente o integrado con el LMS (Plataforma), que y administra los contenidos de aprendizaje. Una vez que los contenidos están en este sistema ya pueden ser combinados, asignados a distintos cursos, descargados desde el archivador electrónico, etc.
  • Authoring Tool (Herramienta de Autor): Es una aplicación que nos permite el diseño de contenidos interactivos sin necesidad de conocimientos de programación o diseño web. Es similar a otras aplicaciones para diseñar páginas web pero especializada en contenidos de e-learning y por ello, gestiona recursos educativos, autoevaluaciones, archivos multimedia, itinerarios formativos, etc.
  1. Personas: el e-learning ha supuesto una serie de cambios en las funciones y perfiles de cada uno de los protagonistas que intervienen en el aprendizaje. Estos cambios serán más o menos aplicados en función del modelo pedagógico adoptado y de los recursos disponibles.

De modo sintético nos encontramos con 3 protagonistas en la formación online:

  • Tutor Virtual: el facilitador de un curso online es la figura encargada de guiar el proceso de aprendizaje del participante, pero desde una posición que sería más de acompañamiento que de dirección. No es tan sólo un experto que imparte una materia determinada, sino que ejerce una serie de funciones añadidas y no por ello menos importantes.
  • Coordinador académico: una de las figuras claves en el modelo de enseñanza online es el coordinador académico. Dependiendo del modelo por el que se haya optado, asumirá distintas funciones, pero normalmente asume una función de intermediación entre el área académica, pedagógica y administrativa del curso, encargándose de la planificación de todos los aspectos que rodean al curso y de su puesta en marcha.

Participante: Aunque en este tema se ha hablado de la importancia de las funciones que realizan tanto el facilitador, en su rol docente y tutorial, como el coordinador académico, la importancia de la enseñanza online recae fundamentalmente sobre el alumno, que adquiere el protagonismo del proceso de aprendizaje, ya que el mismo avanza a su propio ritmo.

  1. Contenidos: las necesidades más evidentes a la hora de realizar una acción formativa mediante una metodología de formación online es la de disponer de unos contenidos enfocados a las características de este medio.

El material didáctico, especialmente, en modelos centrados en contenidos, tiene que tener ciertas características para lograr el éxito, como son:

  • Contenidos actualizados y adaptables
  • Materiales atractivos
  • Recursos interactivos
  • Recursos multimedia (videos, audios, podcats)
  • Lenguaje directo y concreto
  • Contenidos Lúdicos
  • Evaluativos.