Comunicarse - Formación2.0

Comunicarse clara, consecuente y eficazmente

Comparta este post

Comunicarse es una función esencial en cualquier organización, es el conducto a través del cual una empresa habla con sus clientes. Es un mecanismo empresarial para influir en los colaboradores y dirigir el trabajo que realizan.

Y, es el medio a través del cual los trabajadores proporcionan la información y el feedback que el equipo directivo necesita para tomar decisiones competentes.

Una empresa que sea clara, consecuente y eficaz en sus comunicaciones con los clientes, trabajadores, accionistas, acreedores y toda la comunidad, se encontrará en una buena posición para establecer una relación de confianza con ellos y obtener su colaboración.

La Comunicación Corporativa es hoy por hoy la herramienta estratégica necesaria para lograr un valor añadido que diferencie a la empresa dentro del entorno competitivo.

Debe buscar la coherencia entre la comunicación interna y la externa. Coherencia significa que los mensajes internos, considerados como objetivos a alcanzar, se transforman en las razones externas que sirven para convencer al mercado y, a su vez, lograr los resultados empresariales previstos.

Es decir, las mismas ideas que sirven para movilizar dentro, adaptadas adecuadamente, son las que valen para convencer fuera.

Siguiendo un proceso lógico, una empresa debe organizarse primero internamente y luego aspirar a ganar fuera.

Lo más eficaz es, pues, considerar aspectos como nuestro estilo de gestión, el producto o servicio con el que trabajamos, las ventajas competitivas de éstos, o la eficiencia del proceso productivo, como las bases fundamentales para crear una cultura de empresa.

Internamente, los contados pero sólidos mensajes en los que se sostengan nuestra filosofía de empresa y sus valores deben ser claros, y la Dirección tiene que ponerlos en movimiento con honestidad.

En el apartado externo todas las acciones, bien coordinadas, deben dirigirse en favor de la marca. En este sentido, es muy importante que constantemente se incida en destacar frente a la competencia aquellas ideas que subrayan nuestras ventajas o singularidades más sobresalientes.

Al final, la coincidencia entre mensajes y objetivos perseguidos dentro y fuera de la empresa, aunque comunicados por canales y con formas diferentes, permite, en síntesis, definitiva, aunar esfuerzos que van en una misma dirección: la del éxito; destino que es, en gran medida, el resultado de la coherencia.

Te invitamos a conocer más sobre este tema en nuestro Programa de Comunicación