Formación2.0 Elearning empresarial

E-learning: alternativa para un mayor desarrollo empresarial

Comparta este post

Si bien, no todas las empresas cuentan con un plan estructurado de capacitación de sus empleados, la mayoría de los empresarios y directivos empresariales reconocen que el personal que tiene más conocimiento y está actualizado en las nuevas y mejores prácticas de los negocios, contribuye en mayor medida al aumento de la productividad de su empresa.

El asunto de la capacitación empresarial, que comienza en el momento mismo de la inducción a nuevos empleados, y requiere realizarse con cierta frecuencia, representa diversas dificultades para las empresas.

Es un proceso costoso (suele incluir los costos de inscripción, matrícula, en el caso de cursos y eventos externos, el transporte y la manutención), exige que las personas deban ausentarse de su puesto de trabajo durante algunos períodos de tiempo, y la empresa no siempre tiene control sobre el resultado, (la empresa simplemente confía que las personas inscritas en una capacitación asistieron a las sesiones programadas y desarrollaron las competencias esperadas, a menos que se trate de una capacitación dentro de la misma empresa, en cuyo caso, una parte de la operación de ésta se debe paralizar durante las sesiones).

Recientemente, ha surgido una interesante alternativa para todos los procesos de capacitación empresarial, sea ofrecida por una entidad externa u orientada internamente dentro de la empresa. Se trata del e-learning, que en pocas palabras corresponde al uso de Internet para apoyar procesos de formación.

Un buen curso basado en e-learning, permite realizar procesos educativos flexibles y efectivos, en los cuales los participantes acceden a contenidos, interactúan con otros participantes y colaboran en el enriquecimiento del aprendizaje.

Las principales ventajas que ofrece, es que no es necesario que los participantes cumplan con un horario determinado (cada quien accede en los momentos en que tiene mejor disponibilidad), y tampoco es necesario que tengan que desplazarse a un lugar específico, lo único que requieren es conectarse a Internet a través de un computador o un dispositivo móvil (desde el lugar del mundo en el que se encuentre).

Básicamente, las empresas cuentan con dos alternativas para aprovechar el e-learning. La primera consiste en implementar una plataforma tecnológica propia en la que puede crear y administrar los cursos que son de su interés.

La segunda, es contratar con una institución externa (un instituto de formación o universidad) que es la responsable de ofrecer y administrar cada curso.

En el primer caso, si la empresa decide trabajar sobre su propia plataforma debe contar con una infraestructura tecnológica apropiada que consiste en un servidor web con un sistema de base de datos y sobre el que se instala un software para gestión del aprendizaje (de los que se denominan LMS – Learning Manager System).

El LMS puede obtenerse adquiriendo una licencia de cualquiera de los que hay en el mercado (elegido según las necesidades concretas de gestión y las posibilidades económicas de la empresa), o en su defecto, puede utilizar alguno de los que se distribuyen bajo licencias de software libre, que los hay de muy buena calidad.

En este caso, la empresa también debe tener en cuenta que debe diseñar y construir sus propios cursos o contratar a quien tenga conocimiento y experiencia en diseñar cursos bajo la modalidad de e-learning. Esta opción suele ser apropiada para empresas que tienen sus propios programas de inducción y capacitación.

En el segundo caso, la empresa puede optar por contratar el acceso a cursos que ya están implementados. Sólo tiene que adquirir los derechos de matrícula para las personas que quiere capacitar y no necesita de infraestructura propia, hardware y software, para el alojamiento de los cursos, porque a ellos se accede a través de Internet.

Esta opción, que sin duda es más económica y requiere menos esfuerzo que la anterior, presenta un inconveniente en el sentido en que la empresa debe ajustarse a los cursos que hay disponibles.

Sin embargo, hoy en día el desarrollo de servicios de computación en la nube le permite a una empresa contratar el servicio de infraestructura requerido para alojar sus propios cursos, los cuales pueden ser elaborados por ella misma o por un tercero. Cada empresa puede elegir el esquema que mejor se adecua a sus necesidades y posibilidades. En cualquier caso, el e-learning permite reducir los costos e incrementar las posibilidades de ofrecer a sus empleados, programas de inducción y capacitación efectivos y flexibles.

Con información de Cámara de Comercio de Medellín para Antioquía